Los sistemas operativos en la nube!!!!!

26 May

La computación en la nube, concepto conocido también bajo los términos servicios en la nubeinformática en la nubenube de cómputo o nube de conceptos, del inglés cloud computing, es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet.

800px-Cloud_computing.svg

La computación en nube presenta las siguientes características clave:

  • Agilidad Capacidad de mejora para ofrecer recursos tecnológicos al usuario por parte del proveedor.
  • Coste: los proveedores de computación en la nube afirman que los costes se reducen. Un modelo de prestación pública en la nube convierte los gastos de capital en gastos de funcionamiento. Ello reduce barreras de entrada, ya que la infraestructura se proporciona típicamente por una tercera parte y no tiene que ser adquirida por un única sola vez o tareas informáticas intensivas infrecuentes.
  • Escalabilidad y elasticidad aprovisionamiento de recursos sobre una base de autoservicio en casi en tiempo real, sin que los usuarios necesiten cargas de alta duración.
  • Dispositivo e independencia de la ubicación permite a los usuarios acceder a los sistemas utilizando un navegador web, independientemente de su ubicación o del dispositivo que utilice (por ejemplo, PC, teléfono móvil).
  • La tecnología de virtualización permite compartir servidores y dispositivos de almacenamiento y una mayor utilización. Las aplicaciones pueden ser fácilmente migradas de un servidor físico a otro.
  • Rendimiento. Los sistemas en la nube controlan y optimizan el uso de los recursos de manera automática, dicha característica permite un seguimiento, control y notificación del mismo. Esta capacidad aporta transparencia tanto para el consumidor o el proveedor de servicio.
  • La seguridad puede mejorar debido a la centralización de los datos. La seguridad es a menudo tan buena o mejor que otros sistemas tradicionales, en parte porque los proveedores son capaces de dedicar recursos a la solución de los problemas de seguridad que muchos clientes no pueden permitirse el lujo de abordar.
  • Mantenimiento de las aplicaciones de computación en la nube es más sencillo, ya que no necesitan ser instalados en el ordenador de cada usuario y se puede acceder desde diferentes lugares.

Tipos de nubes

Tipos de computación en la nube

  • Una nube pública es una nube computacional mantenida y gestionada por terceras personas no vinculadas con la organización. En este tipo de nubes tanto los datos como los procesos de varios clientes se mezclan en los servidores, sistemas de almacenamiento y otras infraestructuras de la nube. Los usuarios finales de la nube no conocen que trabajos de otros clientes pueden estar corriendo en el mismo servidor, red, sistemas de almacenamiento, etc.9 Aplicaciones, almacenamiento y otros recursos están disponibles al público a través el proveedor de servicios que es propietario de toda la infraestructura en sus centros de datos; el acceso a los servicios solo se ofrece de manera remota, normalmente a través de Internet.
  • Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que necesitan alta protección de datos y ediciones a nivel de servicio. Las nubes privadas están en una infraestructura bajo demanda gestionada para un solo cliente que controla qué aplicaciones debe ejecutarse y dónde. Son propietarios del servidor, red, y disco y pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la infraestructura. Al administrar internamente estos servicios, las empresas tienen la ventaja de mantener la privacidad de su información y permitir unificar el acceso a las aplicaciones corporativas de sus usuarios.
  • Las nubes híbridas combinan los modelos de nubes públicas y privadas. Usted es propietario de unas partes y comparte otras, aunque de una manera controlada. Las nubes híbridas ofrecen la promesa del escalado aprovisionada externamente, en-demanda, pero añaden la complejidad de determinar cómo distribuir las aplicaciones a través de estos ambientes diferentes. Las empresas pueden sentir cierta atracción por la promesa de una nube híbrida, pero esta opción, al menos inicialmente, estará probablemente reservada a aplicaciones simples sin condicionantes, que no requieran de ninguna sincronización o necesiten bases de datos complejas. Se unen mediante la tecnología pues permiten enviar datos o aplicaciones entre ellas. Un ejemplo son los sistemas de correo electrónico empresarial.10
  • Nube comunitaria. De acuerdo con Joyanes Aguilar, 2012 11 el Instituto Nacional de Estándares y tecnología (NITS por sus siglas en inglés) define este modelo como aquel que se organiza con la finalidad de servir a una función o propósito común (seguridad, política…), y son administradas por las organizaciones constituyentes o terceras partes.

Todas los usuarios de computadoras estamos familiarizados con el sistema operativo que usa nuestra máquina, ya sea este Windows, Mac, Linux, Chrome OS, entre los más populares. El sistema operativo maneja los recursos de hardware, memoria, CPU, dispositivos externos, periféricos, impresoras, etcétera, e incluso a los componentes que conectan a la computadora a Internet. Pero todo esto reside en el disco duro de la computadora del usuario. Una iniciativa nueva busca ahora crear un sistema operativo basado en la nube para todo tipo de computadoras, el cual se está desarrollando en China. Los detalles del mismo se reportarán en una publicación especial del International Journal of Cloud Computing.

Los usuarios se conectarán entonces a Internet y “correrán” el software, el cual residiría en un servidor en la nube, tal vez incluso guardando los archivos en otra nube. Esto tiene sus ventajas: Primero, el software puede mantenerse al día de forma automatica. Segundo, el software es independiente del hardware y del sistema operativo y puede ser ejecutado desde prácticamente cualquier computadora que tenga conexión a la red. Tercero, si los archivos están en la nube, pueden acceder a ellos desde cualquier computadora en cualquier momento (asumiendo que la red siempre está disponible, evidentemente).

El siguiente paso parece obvio: hacer que todo este proceso sea transparente sacando al sistema operativo de la computadora y poniéndolo en la Nube. La computadora entonces se convertiría en una sofisticada terminal tonta y su configuración y capacidades serían irrelevantes sobre cómo el usuario podría interactuar con los archivos. Hasta ahora, no existe nada similar a un sistema operativo que corra en a Nube. Lo más cercano parece ser Java que puede crear aplicaciones para correr en el navegador web sin pensar en qué navegador se usa, o más aún, qué sistema operativo se está ejecutando.

Parrafo